Cómo organizar una fiesta de cumpleaños temática espacial para niños

Para celebrar un cumpleaños tienes varias opciones a elegir. Una de ellas es buscar aquellos lugares para festejar cumpleaños que se adapten a tu idea y presupuesto, hacer una fiesta en tu casa o bien, preparar algo loco como un viaje o una salida con los amigos del festejado.

Todo dependerá de tu tiempo, la edad del festejado, lo que desea y por supuesto, tu presupuesto.

Cuando son pequeños, los padres toman las decisiones basadas en muchos de los casos en los gustos de sus hijos.

En mi caso ahora que mi hijo mayor cumplió 10 años me pidió que su fiesta fuera en un lugar especial.

Resultado de imagen para fiesta espacial

Quería que fuera en el museo temático de Nat Geo llamado Ultimate Explorer porque estaba interesado en que fuera del espacio y ahí se pintan solos para armar una fiesta de este tipo.

Pues bien, así fue y todo salió excelente y los muchachos se divirtieron de lo lindo.

La siguiente fiesta del grupo de amigos fue del mismo tema (a todos les encanta el espacio y eso es genial), solo que la mamá fue la creadora del espacio y me encantó lo que logró con sus manualidades y el espacio que ocupó.

Desarrolló todo un tema del espacio exterior con estrellas, planetas, sistemas solares y actividades de exploración intergaláctica.

Una de las cosas que facilitó el diseño es que encontró unos enormes planetas inflables que colgó del techo de su cochera que es alta, esto facilitó mucho su importante aspecto.

Resultado de imagen para fiesta espacial

e su cochera que es alta, esto facilitó mucho su importante aspecto.

También localizó un planetario portátil, que deleitó a cada niño con su interior oscuro, iluminado con las estrellas de la galaxia. Y el programa educativo que presentó cada media hora fue tan interesante que la mayoría de los niños entraron al domo al menos dos veces.

Para la comida, diseñó refrigerios saludables: canapés hechos de frutas, verduras y queso que fueron cortados con moldes para galletas en varias formas espaciales.

Ella horneó los pasteles y decoró las coloridas esferas para que parecieran planetas y cada uno era diferente e incluso tenía su propio núcleo anillado.

Las interpretaciones no solo eran realistas, sino también deliciosas.

Los niños fueron piezas claves porque se mantuvieron orgullosos junto al pastel mientras se cortaba y servía, hablando de los planetas: sus respectivos tamaños, la cantidad de satélites que presumen y las características de cada uno.

¡Y qué divertido fue!

Los niños corrieron, saltaron y jugaron durante la fiesta, que duró aproximadamente tres horas, y se llevaron a casa planetas de espuma suave, galletas personalizadas y sus artesanías del sistema solar.

Fue una tarde mágica para todos, y todos aprendimos algo nuevo sobre el universo en que vivimos.

Si bien los niños ya traían información tanto de la escuela como de la fiesta de mi hijo en el museo, continuan aprendiendo más sobre el universo y lo mejor es que se divierten en el proceso.

Lo que ayuda mucho en este tipo de fiestas es que, a través de las decoraciones y la comida te puedes apoyar para realizar representaciones interesantes, lúdicas y divertidas.

Definitivamente la mejor parte te la brinda el área de dulces y bocadillos en donde puedes recurrir a realizar manualidades extraordinarias como cohetes, estrellas y lunas, y cometas de palomitas de maíz, orbitando en un «sol» hecho de verduras.

Pero definitivamente, la genialidad de esta mamá estuvo fuera de serie.

Spread the word. Share this post!

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
YouTube
Telegram