Cómo organizar una fiesta de cumpleaños temática espacial para niños

Para celebrar un cumpleaños tienes varias opciones a elegir. Una de ellas es buscar aquellos lugares para festejar cumpleaños que se adapten a tu idea y presupuesto, hacer una fiesta en tu casa o bien, preparar algo loco como un viaje o una salida con los amigos del festejado.

Todo dependerá de tu tiempo, la edad del festejado, lo que desea y por supuesto, tu presupuesto.

Cuando son pequeños, los padres toman las decisiones basadas en muchos de los casos en los gustos de sus hijos.

En mi caso ahora que mi hijo mayor cumplió 10 años me pidió que su fiesta fuera en un lugar especial.

Resultado de imagen para fiesta espacial

Quería que fuera en el museo temático de Nat Geo llamado Ultimate Explorer porque estaba interesado en que fuera del espacio y ahí se pintan solos para armar una fiesta de este tipo.

Pues bien, así fue y todo salió excelente y los muchachos se divirtieron de lo lindo.

La siguiente fiesta del grupo de amigos fue del mismo tema (a todos les encanta el espacio y eso es genial), solo que la mamá fue la creadora del espacio y me encantó lo que logró con sus manualidades y el espacio que ocupó.

Desarrolló todo un tema del espacio exterior con estrellas, planetas, sistemas solares y actividades de exploración intergaláctica.

Una de las cosas que facilitó el diseño es que encontró unos enormes planetas inflables que colgó del techo de su cochera que es alta, esto facilitó mucho su importante aspecto.

Resultado de imagen para fiesta espacial

e su cochera que es alta, esto facilitó mucho su importante aspecto.

También localizó un planetario portátil, que deleitó a cada niño con su interior oscuro, iluminado con las estrellas de la galaxia. Y el programa educativo que presentó cada media hora fue tan interesante que la mayoría de los niños entraron al domo al menos dos veces.

Para la comida, diseñó refrigerios saludables: canapés hechos de frutas, verduras y queso que fueron cortados con moldes para galletas en varias formas espaciales.

Ella horneó los pasteles y decoró las coloridas esferas para que parecieran planetas y cada uno era diferente e incluso tenía su propio núcleo anillado.

Las interpretaciones no solo eran realistas, sino también deliciosas.

Los niños fueron piezas claves porque se mantuvieron orgullosos junto al pastel mientras se cortaba y servía, hablando de los planetas: sus respectivos tamaños, la cantidad de satélites que presumen y las características de cada uno.

¡Y qué divertido fue!

Los niños corrieron, saltaron y jugaron durante la fiesta, que duró aproximadamente tres horas, y se llevaron a casa planetas de espuma suave, galletas personalizadas y sus artesanías del sistema solar.

Fue una tarde mágica para todos, y todos aprendimos algo nuevo sobre el universo en que vivimos.

Si bien los niños ya traían información tanto de la escuela como de la fiesta de mi hijo en el museo, continuan aprendiendo más sobre el universo y lo mejor es que se divierten en el proceso.

Lo que ayuda mucho en este tipo de fiestas es que, a través de las decoraciones y la comida te puedes apoyar para realizar representaciones interesantes, lúdicas y divertidas.

Definitivamente la mejor parte te la brinda el área de dulces y bocadillos en donde puedes recurrir a realizar manualidades extraordinarias como cohetes, estrellas y lunas, y cometas de palomitas de maíz, orbitando en un «sol» hecho de verduras.

Pero definitivamente, la genialidad de esta mamá estuvo fuera de serie.

Cómo hacer una cortina romana

Hace poco vi unas hermosas cortinas black out tipo romana y me dije ¿por qué no hacer unas para mi habitación?

Así que me lancé a confeccionarlas… ¡Cuidado! ¡Este es un proyecto relativamente complicado!

Ok! si eres audaz como yo veamos lo que necesitarás para hacer tus propias persianas:

Resultado de imagen para cortina romana
  • Tela
  • Revestimiento
  • Velcro pegado y cosido (ancho de la persiana)
  • Cordón de nylon (incluye ancho y largo de la persiana, luego dobla para medir)
  • Lápiz de tela (de tiendas de telas)
  • 8 longitudes de tacos de madera (3 cm menos que el ancho de la persiana)
  • Anillos de plástico de 12 mm
  • Taco de pared para cordón
  • Pista ciega o listón de madera de aproximadamente 2.5 cm² (ancho de la persiana)
  • 4 ojales de tornillo (de ferreterías)
  • Regla

Comencemos…

Mide la ventana: la persiana debe quedar justo encima del marco de la ventana y ser 2 cm más ancha a cada lado. Añadir 5 cm de longitud extra.

Corte la tela y el forro a medida. Pin de tela y forro, lados derechos juntos.

Coser (dando una costura de 2.5 cm) a lo largo de los lados y el borde inferior. Recorta en diagonal a través de las dos esquinas inferiores.

Coser una costura de 6 mm a lo largo del borde inferior.

Inserta una pieza de pasador entre las dos filas de costuras a lo largo del borde inferior.

Gira el lado derecho hacia afuera y presione los bordes. Alisa y sujete las capas para que la tela no se arrugue al coser.

Use una regla y un lápiz de tela para dibujar una línea a 5 cm del borde superior.

Divide y marque con lápiz la longitud restante de la persiana en secciones horizontales iguales, separadas unos 20-30cm, con media sección en la parte inferior de la persiana.

Cada sección necesitará una pieza de pasador.

Corta tiras de material de revestimiento adicional de 7.5 cm de ancho y largo de ancho ciego. Necesitarás una tira para hacer un bolsillo para cada pieza de clavija.

Dobla cada tira por la mitad a lo ancho, los lados derechos juntos. Coser en un extremo, luego coser el lado largo (dando una costura de 12 mm). Gire a la derecha. Prensa.

Fija los bolsillos al forro, 12 mm por encima de las líneas marcadas, el borde doblado en la parte superior y los extremos del bolsillo a 12 mm de los bordes de las persianas.

Coser los bolsillos a la persiana a lo largo de las líneas marcadas, trabajando con la persiana con la tela hacia arriba. Inserta clavijas en los bolsillos.

Coser a mano los anillos de plástico en el borde superior de cada bolsillo en el lado del forro. Los anillos deben estar separados por 20-40 cm, uno en el centro y un anillo a 5 cm de cada lado.

Coser a mano el extremo abierto de cada bolsillo cerrado. Coser a máquina a través de todas las capas, 6 mm adentro, a lo largo de los bordes laterales de las persianas, trabajando con el lado de la tela hacia arriba.

Hacer coincidir los bordes de la parte superior de la persiana, dobla el dobladillo de 2.5 cm con el lado del forro, luego presiona el Pin y coser el lado cosido del velcro a través de la parte superior de la persiana en el lado del forro.

Coser ambos bordes de velcro en la misma dirección para evitar arrugas.

Fija el listón de madera a la pared justo encima del marco de la ventana. Fija el lado adhesivo del velcro al borde frontal del listón.

Cuelga la persiana presionando ambos lados del velcro juntos.

Atornilla un ojal en la parte inferior del listón directamente encima de cada línea de anillos y uno en el extremo «operativo» del listón.

Corta el cordón de nylon en tres longitudes iguales y anuda una longitud a cada anillo en la fila inferior. Pase cada cable a través de la línea de anillos sobre su anillo de anclaje y a través de los ojales en el listón, llevando los tres cables a un lado de la ventana.

Resultado de imagen para cortina romana

Recorta los extremos del nivel del cable, luego trenza y asegura al final (puedes usar una bellota ciega para cubrir cualquier nudo).

Asegura la cala al marco de la ventana. Levante la persiana y enrolla el cordón en forma de ocho patrones alrededor del taco para asegurarlo.

Es imperativo que los cordones ciegos estén asegurados de forma segura y listo.

Como ves, no es una tarea para novatos y si no sabes cocer… puedes pedir tus cortinas o persinas con la garantía que Vertilux te ofrece.

Facebook
Twitter
YouTube
Telegram